64 Sofás pequeños

El sofá pequeño es una pieza de mobiliario del salón con un diseño muy versatil que se inserta facilmente en un contexto contemporáneo. Los sofás pequeños de estilo moderno son complementos caracterizados por estructuras mínimas y colores que juegan con el tono sobre tono de la funda o con patrones capaces de crear contrastes interesantes. Los sillones de tamaño pequeño, decoran el piso con tejidos y combinaciones de colores, y muchas veces se le puede quitar el forro para cambiarle la funda según gusto personal. Por último, gracias a su tamaño y proporciones pequeñas, el sofá pequeño se adapta a cualquier tipo de ambiente, y permite amueblar espacios pequeños sin renunciar a la comodidad y a la estética típica de los sillones mullidos.

¿Sofá o sofá pequeño?

El sofá pequeño representa un buen compromiso entre confort y funcionalidad. Los pisos modernos son cada vez más pequeños y la importancia del gusto estético ha ido fortaleciéndose. Por lo tanto, no se quiere renunciar a un sofá pequeño mullido en el salón que reconforte el ambiente sin estorbar. Un punto de partida podría ser un sofá pequeño de dos plazas que puede combinarse de mil maneras diferentes según las exigencias y el gusto personal. De la estructura a la funda, cada parte se puede realizar de manera que este complemento se adapte al ambiente en el que se sitúa. Si se quiere que la habitación parezca más majestuosa, se puede elegir un sofá pequeño con respaldo alto, adecuado tanto para ambientes hogareños, si se quiere crear una zona íntima y privada, como para ambientes sofisticados. En cambio, para quién ama un estilo clásico, hay sofás pequeños capitoné, un must que trae a la memoria ambientes elegantes. El coste también influencia la elección de las piezas de mobiliario, hay muchas propuestas de sofás pequeños baratos que con sencilliez pueden amueblar el corazón de la casa.

El sofá pequeño: protagonista del salón

Si pensamos que el sofá pequeño puede reemplazar el clásico sofá, estamos equivocados. Los sofás pequeños pertenecen a la familia de las piezas de mobiliario alcochadas: sofás, sillones, bancos y pufs. Si antes todos estos complementos cabían en un ambiente único, ahora se colocan en la habitaciones teniendo en cuenta el espacio disponible y su funcionalidad. Por lo tanto, es posible substituir un sofá con un sofá pequeño confortable junto a pequeños pufs que completan el ambiente y agregan asientos. Estos complementos se adaptan perfectamente hasta en los dormitorios grandes o en cocinas espaciosas y habitables, y se les pueden agregar cojines tono sobre tono o que crean contrastes cromáticos. Sillones con formas más rigurosas pueden ser utilizados en ambientes contract o convertirse en originales sofás pequeños para bares o salas de espera, ofreciendo asientos cómodos y añadiendo un toque estético a ambientes anónimos.

La funda de los sofás pequeños de diseño

Los sofás pequeños alcochados son complementos realizados con cojines suaves, cuyas fundas varian desde colores pastel hasta tonalidades más llamativas. Para elegir el material, el color y la fantasía de la funda, hay que tener en cuenta del gusto personal y del ambiente que se quiere amueblar. Su estructura suele ser casi siempre de madera, más raramente de metal, mientras que para lo que atañe las fundas, estas varian desde los materials más comunes como los tejidos y la piel hasta unos materiales más estrafalarios como el polietileno. Los sofás pequeños de tejido representan la tipología más común: suaves al tacto y realizados en varios colores, pero mejor si se combinan con tonos fuertes y grabados de impacto; sofás pequeños colorados e irónicos que imprimen carácter y estructura a los espacios de la casa. Últimamente los sofás pequeños vintage alcochados y los sofás pequeños de terciopelo están de vuelta en boga gracias a su estilo refinado y diseño de lujo, perfectos para los ambientes en los que cada complemento se ha elegido cuidadosamente. Por otro lado,hay quién prefiere los sofás pequeños de piel, sobrios, con tonos menos fuertes pero capaces de crear una atmósfera agradable en el salón.

Sofás pequeños clásicos

Muchas marcas y diseñadores han hecho que volviera en auge una pieza de mobiliario cuyas raíces remontan al reinado de Luís XVI. Estos complementos representaban una variante más pequeña del sofá del que conservaban las decoraciones. Con patas y brazos ricamente ornados, los sofás pequeños hacían que los salones de las familias ricas y aristocráticas fueran opulentos y pomposos. Desde entonces, el sofá pequeño sigue siendo un complemento que se adapta a cualquier tipo de contexto gracias a diseños siempre diferentes y versátiles, y que valora el salón. ... Más ... less
Filtrar
64 Productos

Filter/Order

Filter by

Ordenar por

Guardar en:
Guardar en: