67 Revestimientos para piscinas

Uno de los factores principales que hay que tener en cuenta a la hora de construir una piscina es, sin dudas, el revestimiento. Además del valor estético que nos ofrece, tiene que ser seguro, higiénico, resistente al agua, a la fuerza mecánica ejercida por esta y a los agentes químicos utilizados para su depuración. Elegir el revestimiento ideal, en cuanto a estética y calidad, no solo hará que nuestra piscina dure más y sea más segura, sino que le dará un toque de elegancia, belleza y protagonismo, sobre todo en exteriores.

¿Qué revestimiento elegir para nuestra piscina?

Existen numerosas soluciones a la venta, con costes y resultados estéticos muy diferentes. La solución más económica (y, por consiguiente, la menos duradera) es el revestimiento con esmaltes de resinas acrílicas y clorocaucho que se aplican con brocha o rodillo sobre la superficie perfectamente seca. Para mantener las características del revestimiento, es necesario volver a aplicar el esmalte cada 2 o 3 años y no asegura un resultado estético perfecto. Como alternativa, y al mismo coste, se puede optar por una pintura epoxi bicomponente, más resistente a los esfuerzos mecánicos, gracias a sustancias plastificantes. Las pinturas epoxi para piscinas son resistentes a los ataques biológicos de microorganismos y mohos, así como a los agentes químicos para la limpieza y la desinfección del agua. 
El revestimiento para la piscina se puede realizar también con la aplicación y enrasado de morteros especiales a base de resina sintética y cuarcita, ideales para dar a la piscina un elegante efecto natural. El mortero tiene una composición similar a la de los impermeabilizantes que se usan en las superficies antes de la colocación de los mosaicos o baldosas; garantiza una buena impermeabilización, mientras que la mezcla de fragmentos de piedras trituradas en su interior da a la piscina un aspecto limpio y armonioso con el ambiente que la rodea. El revestimiento tiene un alto valor, por lo que los costes de realización son más elevados con respecto a los otros productos químicos. 
El más usado, gracias a su excelente relación calidad precio, es el liner. Se trata de una lámina de PVC de 0,75 a 1 mm de grosor, unida mediante soldadura en la fábrica, teniendo en cuenta la forma y las dimensiones de la piscina. Estas uniones imperceptibles se realizan con soldadura en a través de máquinas especializadas. De este modo dan a la superficie un excelente aspecto de continuidad. Una de las características del liner es su estanqueidad, unida a su duración y, por lo general, tiene una garantía de 10 años en cuanto a resistencia a los rayos UV. Esta membrana se instala sobre la superficie de la piscina con aspiradores que hacen que se adhiera perfectamente a las paredes y permiten que la estructura sea más fina, tanto si se trata de piscinas enterradas de cemento como de acero. Por consiguiente, el uso de esta membrana reduce tanto los costes de construcción de la piscina como los plazos de realización. Además, está disponible en varios colores y con estampados que imitan mosaicos u otros motivos, permitiendo obtener un agradable efecto estético. Sin embargo, no se puede utilizar en piscinas con desniveles internos, como las escalerillas y no es apto para las piscinas desbordantes.

¿Gres porcelánico, vidrio o microcemento? Consejos prácticos para elegir el revestimiento para piscinas

Sin dudas, el revestimiento para piscinas de gres porcelánico, de baldosas o mosaico, representa la solución más valiosa, pero no siempre es factible desde el punto de vista técnico. Antes de realizar el revestimiento es necesario impermeabilizar las paredes y el fondo del vaso con morteros elásticos y mallas de fibra de vidrio y es recomendable, antes de colocar las baldosas y el mosaico, llenar el vaso de la piscina para asegurarse de la estanqueidad del fondo. Las piscinas con forma libre son difíciles de revestir con materiales cerámicos y es necesario tener en cuenta las exigencias de mantenimiento a lo largo del tiempo, ya que es inevitable que se despegue una baldosa del fondo a causa de los productos utilizados, así como de los pequeños ajustes de la estructura. Además, el gres porcelánico no es apto para el uso en exteriores con temperaturas demasiado frías. Una alternativa elegante puede ser el revestimiento para piscinas de vidrio, disponible en una amplia gama de colores y variantes estilísticas que permiten alcanzar un alto grado de personalización. Para obtener un resultado estético realmente elegante, es posible optar por los mosaicos de vidrio que recuerdan la transparencia y la pureza del agua. Debido a su coste elevado, los mosaicos de vidrio se utilizan solo en ambientes lujosos y de alto prestigio. Una de las últimas soluciones que han surgido en el sector de los revestimientos es el microcemento, un producto a base de cemento de polimerización, con un grosor de entre 2 y 3 mm que forma una superficie lisa decorativa. El microcemento es muy resistente a los rayos del sol y a los productos químicos, y está disponible en varios colores, cuyas combinaciones se pueden utilizar para formar motivos de decoración. Su colocación es tan sencilla y rápida que, inmediatamente después de su aplicación, la piscina ya está lista para su uso.

Revestimientos para piscinas con lámina de PVC armada: ¿por qué elegirla?

Una de las soluciones más utilizadas en los últimos años es la lámina de PVC armada, una doble capa de PVC de 0,75 mm de grosor con una malla de refuerzo intermedia que le da una mayor rigidez y garantiza la obtención de un revestimiento para piscinas de alta resistencia. El revestimiento con lámina de PVC armada tiene una altura variable de 1,6 a 2 m, se debe unir con soldadura mediante calor en la obra, utilizando equipos especiales para esto. Es muy indicado para las piscinas construidas en exteriores, gracias a su resistencia a las bajas temperaturas. Además, ofrece una perfecta estanqueidad hidráulica, incluso en caso de microgrietas o fisuras de la superficie del vaso. Las láminas armadas de PVC tienen una calidad superior con respecto al liner, además de adaptarse con mayor facilidad a la forma de la piscina. Esto las convierte en la solución ideal para piscinas con formas irregulares, desbordantes o con estructuras moldeadas, como playas o islas. La desventaja principal es que crea una superficie no perfectamente continua, ya que las uniones por soldadura son más visibles, además de tener un coste más alto. Al igual que el liner, los revestimientos con lámina armada de PVC tienen una alta resistencia a los rayos UV y están disponibles en diferentes tonos de color y con varios estampados que permiten obtener el efecto mosaico. Para finalizar, las escaleras de acceso a la piscina se pueden revestir con materiales antideslizantes. ... Más ... less
Filtrar
67 Productos

Ordenar por

Guardar en: