262 Mesitas de jardín

Versátiles y funcionales, las mesitas de jardín son los elementos de decoración ideales para enriquecer y completar el mobiliario del salón exterior. Las mesitas de exterior se pueden convertir en la superficie de apoyo perfecta para el aperitivo o la pausa para el café, y son la solución ideal para exteriores, ya que unen estética y funcionalidad, y permiten regalar momentos especiales. Además de ser complementos de decoración bonitos, tienen que ser versátiles y capaces de acoger a los huéspedes con comodidad. Constituyen la mejor superficie de apoyo para una cena o un almuerzo al aire libre en los días más soleados, o para colocar nuestras herramientas cuando trabajamos en el jardín. Durante el tiempo libre se pueden utilizar como pequeños escritorios o para apoyar todos los accesorios y herramientas que usamos de manera habitual en nuestro espacio exterior. Las mesitas de jardín tienen que responder a necesidades distintas y decorar de forma funcional el espacio exterior disponible, ya sea grande o pequeño. Se pueden colocar en ambientes diferentes según su dimensión y funcionalidad, y están disponibles en numerosas versiones: desde las mesitas de jardín fáciles de mover e informales hasta las más resistentes y elegantes.

Características de las mesitas de jardín

Las mesitas de jardín se diferencian entre ellas en cuanto a prestaciones (fijas, plegables, extensibles, apilables y desmontables), tamaño y forma de la tapa (redonda, cuadrada, rectangular, hexagonal, ovalada) y materiales de acabado de gran valor estético, resistentes a las distintas condiciones climáticas. De cualquier manera, se deben elegir de acuerdo con los espacios y el aspecto del ambiente que se quiere decorar. Las mesitas de jardín rectangulares son perfectas para colocarlas cerca de paredes o debajo de un techo, protegidas de la lluvia y los rayos del sol durante las estaciones más cálidas del año. Por otro lado, las mesitas de jardín redondas son más adecuadas para colocarlas en el centro de un jardín o de un balcón muy espacioso. Y quienes no tienen suficiente espacio como para montar un cenador o un gran salón exterior, pueden optar por una mesita plegable o apilable para utilizarla solo cuando sea necesario, o por una mesita con ruedas que puede moverse en caso de necesidad. Para quienes quieren invitar a familiares y amigos para un aperitivo de verano al aire libre, pero no tienen mucho espacio a disposición, es posible elegir una mesita de jardín extensible que permite ahorrar espacio cuando se utiliza solo para dos o tres personas.

Mesitas de jardín: superficies perfectas que completan el salón de exterior

Además de la dimensión y la forma, en la elección de la mesita de jardín se debe tener en cuenta también su resistencia a las distintas condiciones atmosféricas. Tanto durante el otoño como durante el invierno, las lluvias frecuentes y las temperaturas bajas tienen un efecto negativo en la duración de estos componentes. Las superficies pierden el color y se pueden deteriorar hasta provocar, incluso, grietas en las mesitas, perjudicando su estabilidad estructural. Lo mismo vale en verano cuando los rayos solares ponen a prueba la resistencia de los colores y los materiales. Las mesitas de jardín de madera se encuentran entre las más usadas, sobre todo, por sus excelentes características de resistencia a la intemperie y el desgaste. De cualquier manera, la madera es un material que se puede deteriorar a causa de la humedad excesiva y crear grietas debido a las temperaturas muy altas. Para eliminar este problema, la madera destinada a permanecer en ambientes de exterior se trata con antelación con impregnantes que aumentan su duración. Las especies más utilizadas son la madera de teca e iroko, pero existen muy buenas alternativas igualmente elegantes y naturales, como el mimbre, la paja y el ratán. Mientras que, las mesitas de jardín de metal, por lo general, son de hierro forjado. Aunque actualmente se producen también de acero inoxidable y aluminio con diseños inusuales y contemporáneos. Estos metales resisten a la intemperie siempre que se sometan a un mantenimiento cuidadoso. Los materiales plásticos, como las resinas sintéticas y el PVC, se utilizan a menudo para crear muebles ligeros, fáciles de mover y que necesitan una inversión inicial baja y poco mantenimiento. En efecto, las mesitas de jardín plásticas, de polietileno o policarbonato, son más ligeras y versátiles y pueden realizarse en muchas formas y colores.
Por lo general, las mesitas de jardín modernas se caracterizan por colores tenues y líneas marcadas y pueden realizarse con aluminio fundido a presión o con fibras sintéticas trenzadas que imitan el ratán.

Mesitas de jardín modernas y funcionales

Las mesitas de jardín modernas son cómodas y fáciles de mover, y representan elementos indispensables para vivir de modo relajado el espacio exterior en compañía de amigos, familiares o de un buen libro. Son idóneas para cualquier tipo de estilo y necesidad, y completan los espacios exteriores convirtiéndolos en ambientes habitables en cualquier momento del día. Gracias a la cantidad de modelos y estilos a disposición, podremos crear en nuestro jardín un ambiente veraniego, que nos hará sentir como si estuviéramos en la mejor de las playas. Para esto solo necesitamos una mesita de jardín acompañada por unas tumbonas de tejido impermeable que pueden ser plegables o no, en función del espacio, y sombrillas de exterior para crear rincones de sombra donde pasar nuestras horas disfrutando del placer de estar al aire libre. ... Más ... less
Filtrar
262 Productos

Filter/Order

Filter by

Ordenar por

Guardar en:
Guardar en: