1,472 Mesitas

Pequeñas y moderadas, grandes e imponentes, las mesitas son piezas de mobiliario indispensables para cada habitación de la casa, de la oficina o para el jardín. Además de cumplir varias funciones, las mesitas son complementos que dan el toque final para caracterizar el ambiente. Se pueden elegir combinándolas con asientos u otras piezas de mobiliario para llenar el espacio, o pueden crear contrastes con los otros complementos para distinguirse y llamar la atención. Por lo tanto, hay muchísimas mesitas con materiales, formas, tamaño y colores diferentes.

La mesita, complemento imprescindible del salón

Sea cual sea la habitación en la que se decide colocarla, la mesita se convierte en un complemento indispensable que permite crear soluciones de diseño prácticas y agradables. El lugar principal en el que tiene un papel importante es, por supuesto, el salón. ¿Quién renunciaría a una mesita de salón combinada con sofás, vasos, lámparas y adornos? Considerando el espacio disponible, en vez de colocar solo una mesita, se puede liberar la fantasía y la creatividad poniendo más mesitas de alturas y formas diferentes, combinándolas entre ellas. Las mesitas se suelen enriquecer muy a menudo con accesorios que las hacen más versátiles e indispensables. Para los que aman invitar a su casa parientes y amigos, puede resultar fácil elegir entre las mesitas con bandeja donde poner o llevar platos, vasos o copas para disfrutar cómodamente sentados de algo para picar y aperitivos. En cambio, para los que no pueden renunciar a planos de apoyo extra cerca de los sofás, no se puede no optar por las mesitas de servicio. Estas hacen que el uso del sofá llegue a ser aún más agradable y relajante, permitiendo tener a mano todo lo que necesitamos o apoyar temporalmente el telemando del televisor, un vaso o las gafas mientras hacemos otra cosa.

Una mesita de diseño perfecta para todas las habitaciones

La versatilidad de las mesitas hace que sean perfectas también para otras habitaciones de la casa u otros ambientes. Por ejemplo en la zona del vestíbulo donde las mesitas con vano contenedor pueden ser utilizadas para guardar las llaves, las gafas y el dinero o se pueden poner las fotografías y los recuerdos más bonitos. Las mesitas se usan muchísimo también en los ambientes contract donde completan el mobiliario convirtiéndose en un pequeño mueble de sobra o sirviendo de plano de apoyo extra sin que estorbe mucho. Además en las salas de espera de oficinas o despachos es aconsejable poner mesitas con revistero donde poner de forma ordenada periódicos y diarios para alegrar la gente a la espera. Pero son perfectas también para los que quieren acabar el día leyendo sentados en el sofá.

¿Y qué es mejor que relajarse al aire libre?

Para los que no quieren renunciar a hacer que terrazas, balcones y jardines sean habitables, disfrutando perfectamente de todos los espacios contiguos a su piso, pueden amueblar un ambiente con piezas de mobiliario para el exterior. Si los sillones sirven de zona de relax, las mesitas de jardín son un punto de referencia para disfrutar al máximo de los exteriores, para una hora feliz por la tarde o para pasar una noche al aire libre. Por lo tanto, el exterior se convierte en una extensión del salón, por eso a veces se decide mantener el mismo estilo para evitar contrastes. En realidad, muy a menudo se prefiere recrear ambientes agradables perfectos para la cordialidad. De todas formas, lo importante es elegirlas con cuidado, considerando el tamaño, las formas y el material con los que se realizan. De hecho, las mesitas tienen que ser resistentes a la luz solar, a la intemperie, a la humedad y a la herrumbre. Por esa razón, muchas veces se opta por mesitas de plástico que, gracias a su levedad, son perfectas para quien prefiere un estilo informal o para quien ama transformar el diseño de las habitaciones. Muy a menudo se utilizan también materiales tratados con barnices especiales impermeables, que hacen que el producto sea resistente también a la acción del viento y a la intemperie.

Los materiales de las mesitas para todas las combinaciones de diseño

El material tiene un papel muy importante en la elección de una mesita. La madera es sin duda alguna el material más común y utilizado para las mesitas, gracias a su fuerza y resistencia intrínseca. Sea el suyo un retoque natural o barnizado, o un color oscuro o claro, la mesita de madera se adapta a cualquier tipo de mobiliario, tanto clásico como moderno.
Otro material que se suele utilizar para la realización de mesitas es el metal, capaz de dar esplendor y garra a los ambientes. La laborabilidad de este material hace que se puedan crear formas singulares y llenas de detalles. Además para los que aman dar un toque de color a la habitación pero sin exagerar, se quedarán embobados por la gama cromática que este material garantiza: desde colores tiernos y nacarados, hasta tonos naturales del beige degradando hasta el gris ceniciento, de colores opacos y oscuros a unos brillantes y fuertes.
Una mesita de vidrio es ideal para un mobiliario moderno: con sus formas transparentes y ligeras, tiene la cualidad de no estorbar la vista. Esta mesita se caracteriza por una base que llama la atención y refleja el mundo a su alrededor sin deformarlo y dándole una atmósfera de misterio. Por último, los diseñadores han creado una amplia gama de mesitas que juegan con combinaciones de varios materiales, obteniendo un resultado final refinado y elegante.

El tamaño de una mesita como sinónimo de perfección

El diseño de una mesita se elige considerando su posición con respecto a las otras piezas de mobiliario. Por lo tanto, para elegir la mesita perfecta, el tamaño y la forma son fundamentales para que la mesita se combine perfectamente con los otros complementos: una mesita demasiado grande podría ser un estorbo, mientras que una mesita demasiado pequeña no podría ofrecer una superficie de apoyo bastante grande. La forma de las mesitas influye notablemente en la funcionalidad de la habitación. La mesita redonda, con sus formas compactas, representa una solución para ahorrar espacio, capaz de hacer armonioso el ambiente. La falta total de cantos, hace que sea adecuada también para los lugares en los que hay niños que pueden hacer que se convierta en la protagonista de juegos bonitos y divertidos. Las mesitas rectangulares son perfectas para ser colocadas contra la pared sirviendo de otro plano de apoyo. Además, junto a las mesitas cuadradas, estas son ideales para el centro del salón donde sus líneas escuadradas y esenciales se funden con la suavidad de los sofás, creando un diseño sugestivo y de gran impacto visual.

Alturas diferentes de mesitas para funciones diferentes

Otro aspecto que hay que considerar si hay que elegir una mesita es cuanto mide. La mesita baja es un complemento de diseño perfecto que se encaja perfectamente en cualquier tipo de habitación sin prevaricar la presencia de otras piezas de mobiliario. Esta mesita añade un toque de clase a los ambientes habitacionales creando un oasis de relajación y confort. Por otro lado, la forma esbelta de la mesita alta hace que ramonee con respecto a los otros complementos y, al mismo tiempo, hace que su aspecto sea neutro, capaz de ser útil sin distraer. Esta mesita es perfecta también para amueblar con estilo los rincones de sobra o vacíos de las habitaciones. Mesitas con alturas diferentes se suelen combinar muy a menudo, creando combinaciones funcionales, pero al mismo tiempo llenas de estilo y atractivo. Sin embargo, cada forma y altura corresponde a una decisión estilística precisa y que se adapta a diferentes contextos habitacionales.

El estilo de la mesita, equilibrio entre belleza y funcionalidad

En el equilibrio entre belleza y funcionalidad tenemos que considerar también el estilo de la mesita elegida, capaz de dar personalidad a tu casa y que se convierte en un sello personal. Líneas esenciales y limpias, que crean un ambiente refinado pero al mismo tiempo versátil y práctico, caracterizan las mesitas modernas. Estas son ideales para los ambientes donde predominan líneas definidas y escuadradas, colores contrastantes y brillantes. Por otro lado, las mesitas clásicas son perfectas para quien ama las líneas curvas y combadas o aquel allure inimitable y atemporal, típico de los mobiliarios de las épocas pasadas. A pesar de elegir mesitas esenciales o con ricas decoraciones, futuristas o nostálgicas de épocas pasadas, siempre hay que tener en cuenta la importancia de la armonía entre las diferentes piezas de mobiliario, para crear una atmósfera positiva y en la que se quiere pasar el tiempo.

Las mesitas: unión entre civilizaciones

Las mesitas asumieron una importancia fundamental en la vida cotidiana ya desde el pasado. De hecho los antiguos romanos las utilizaban para las comidas y para ponerle encima las bebidas y entorno los triclinios. También para los japoneses la mesita era un complemento fundamental de la casa, alrededor de la que se ponían cojines donde sentarse para preparar y comer la comida tradicional o para participar a la ceremonia del té. Por lo tanto, la mesita se convierte en una pieza de mobiliario democrática que une dos civilizaciones distantes y diferentes: la civilización occidental y la oriental. ... Más ... less
Filtrar
1,472 Productos

Filter/Order

Filter by

Materiales

Marcas

Diseñadores

Ordenar por

Guardar en:
Guardar en: