1,559 Mesas

La mesa es mucho más que una simple pieza de mobiliario, representa el punto central de la casa donde todo empieza y termina, es el lugar indispensable en la vida de cada uno. Por lo tanto, la mesa sigue siendo objeto de estudio e innovación por parte de los diseñadores. La mesa es capaz de llevar consigo sensaciones y emociones diferentes, es el clímax de la familia, del descanso para el café al aire libre, y un buen cómplice para las cenas románticas. Para que cumpla estos requisitos, tiene que ser la síntesis perfecta de arte y funcionalidad, particularidad y versatilidad.

La mesa: protagonista de cuentos y curiosidades

Desde siempre tenemos la necesidad de encontrar un lugar cómodo y tranquilo para comer, por eso, unos planos orizontales son ideales. La mesa ha pasado de ser simplemente esto, un plano para comer, a un complemento que ata, símbolo de la familia, capaz de crear una atmósfera única y agradable. Cada época influyó en la realización de mesas diferentes. Por ejemplo, en la época grecorromana, este mueble rectangular no se se utilizaba solo en ámbito doméstico, sino también en el comercio, en las industrias y en los lugares de culto. En la Edad Media, en los conventos se difunde una tipología típica de mesa, conocida como Fratino. Rectangular, larguísima y de madera maciza. Las mesas del Renacimiento y del Barroco, en cambio, solían ser finemente esculpidos y enriquecidos con ornamentos. Las mesas se relacionan también con leyendas y acontecimientos históricos. Muchos pactos, tratados y coaliciones se firmaron alrededor de una mesa, o si pensamos en rey Arturo nos acordamos también de la mesa redonda, símbolo de igualdad y equilibrio, alrededor de la cual se sentaron sus caballeros. Por lo tanto, contar la historia de la mesa significa contar la historia humana.

Como elegir la mesa perfecta para cada tipo de ambiente

Una mesa, para su tamaño y función, tiene un papel muy importante dentro de una habitación, por eso hay que elegir la mesa adecuada teniendo en cuenta muchos aspectos. La mesa se queda en la misma posición por mucho tiempo, representando una pieza de mobiliario y de decoración, una base de apoyo cotidiana que no debe estorbar la comodidad de la vida cotidiana. Por lo tanto, hay que considerar la habitación en la que poner la mesa, y por consiguiente, la función que tendrá. Por ejemplo, las mesas de cocina, unen el gusto estético a la funcionalidad, por eso se suelen elegir mesas grandes y espaciosas, pero sobretodo realizadas con superficies fáciles de limpiar, resistentes y refractarias a manchas y rasguños. La mesa de comedor es un lugar de encuentro: no solo para comer, sino también para jugar, ayudar a los niños con los deberes y charlar con la familia y los amigos. Por lo tanto, colocándola en el salón reflejará la idea de hogar, de acogida del dueño así como su personalidad. Otros aspectos que hay que tener en cuenta son el material, el color, el estilo y el tamaño de la mesa; de hecho, hay que considerar las personas que se sentarán alrededor de la mesa. La regla general para ponerse cómodos es que cada persona tenga casi 60cm de espacio.

¿Banquetear en casa? Con la mesa extendible se puede

La mesa ampliable es la mesa perfecta para quien no quiere renunciar a cenar con los parientes y organizar un reencuentro con los amigos a pesar de los espacios limitados. Esta mesa se transforma según las exigéncias, se presenta diariamente en su forma compacta pero se puede ampliar para ofrecer a los invitados la comodidad necesaria sin alterar los espacios y el equilibrio de la casa. Entre las mesas extendibles hay unas más simples que, debajo del tablero, presentan una extensión que se pone al centro o en los bordes de la mesa y que se fija gracias a encajes específicos; y otras que se sirven de extensiones más modernas, resultado de las búsquedas de los diseñadores. Por ejemplo, existen mesas con planos adicionales que salen de forma automática de la parte baja del tablero y que se encajan en el centro gracias a una simple rotación. Hay también mesas compuestas por varias piezas que se combinan entre sí aumentando notablemente el tamaño del plano de apoyo. La característica principal de las mesas ampliables de diseño es que pueden mantener la misma belleza y solidez incluso después de que se ampliaran.

Versatilidad: el segundo nombre de la mesa de patio

Los que aman estar al aire libre, difrutar plenamente de los espacios exteriores con la familia, los amigos y por qué no, también quien trabaja en casa no puede renunciar a las mesas de patio. Estas piezas de mobiliario son muy versátiles porque se pueden desplazar adaptándolas a cada exigencia y permiten aprovechar el potencial de los jardines, balcones y terrazas de los que no se disfruta al máximo. Las mesas de patio, combinando la solidez del material con la levedad de las formas, se convierten en una síntesis perfecta de todos los elementos de la naturaleza. Gracias al uso de materiales y tecnologías que pueden garantizar la resistencia al desgaste y a la intemperie, las mesas de patio, se integran en los espacios personalizando y caracterizando cualquier tipo de ambiente.

La mesa y sus formas diferentes

A pesar de los gustos personales, a veces es la habitación que nos surgiere cual es la mesa más adecuada. Por ejemplo, si el espacio es limitado, se puede optar por una mesa redonda que con sus formas compactas se presenta como modelo ahorra espacio favoreciendo, al mismo tiempo, la acogida y el diálogo entre los comensales. La total falta de cantos hace que sea adecuado también para los lugares en los que hay niños que pueden rodearla sin tener miedo de hacerse daño o sentarse sin agun peligro. Por añadidora, las mesas redondas son objetos preciosos caracterizados por un estilo único e inconfundible, capaz de hacer armonioso el ambiente y los espacios. Todo esto se refleja también en el hecho de que la mayoría de los modelos clásicos no tienen las cuatro piernas sino un apoyo central: de esta manera los comensales no tendrán ningún tipo de obstáculo que le impida sentarse y charlar entre ellos. La mesa cuadrada puede ser también otra solución para los espacios pequeños, pero se revela perfecto para las cenas románticas, para dos, para crear una atmósfera íntima. Su forma extremadamente regular rediseña los volúmenes del ambiente y se combina sin contrastes con otros muebles con formas y estilos cotizados. Gracias a su forma esencial, las mesas rectagulares, tanto grandes como pequeños, son los que principalmente se utilizan. Permitiendo una capacidad mayor y la posibilidad de agregar personas, se convierten en el corazón de la casa. Para los que, en cambio, buscan una solución original e inusual, o que quieren maravillarse y sorprender a los demás, no puede sino elegir entre las mesas ovaladas. Estos representan el compromiso mejor entre estética cotizada y cordialidad tradicional. Sus formas sinuosas son sinónimo de elegancia y finura que se difunde en todo el ambiente.

Los materiales de las mesas para todas las combinaciones de muebles

Cuando se eligen los materiales hay que tener en cuenta las otras piezas de mobiliario de la habitación para que cada pieza de diseño se haga resaltar y no sea oscurecido. Las mesas de madera son las que más se compran por ser resistentes, robustas aún siendo refinadas y elegantes. Según la transformación de la madera y el color, pueden cambiar totalmente el estilo del ambiente. Los colores claros, por ejemplo, se eligen para que se combinen con muebles modernos, mientras que las maderas más oscuras, con su elegancia y calor, se utilizan para muebles clásico. Durante años los diseñadores experimentaron formas singulares y combinaciones de colores sorprendentes en las mesas de metal. Estas son la solución perfecta para quien ama la solidez y la fuerza expresiva de este material que se refleja en el espacio inevitablemente, pero también para los que aman las decisiones audaces. Para dar a la habitación un valor añadido que pueda crear contrastes y reflejos cautivadoras, se puede optar para las mesas con planos de vidrio. Estas son capaz de crear una atmósfera de elegancia y levedad gracias a su transparencia y a los reflejos típicos de este material. De hecho, estas mesas son perfectas para quien ama los juegos de luz y sombras.

Entre sueño y realidad: las sensaciones que evoca el estilo de las mesas

Hay que prestar una atención especial al estilo de la mesa elegida, como además de ser un objeto funcional, es capaz de decorar y de dar un sello distintivo y personal a la casa, al lugar de trabajo o hostelería. Las mesas modernas se caracterizan por líneas limpias y regulares, formas atrevidas y esenciales que nunca dejan a nadie indiferente. A estas formas sofisticadas se les asocian colores cautivadores de los neutros a las coloraciones más fuertes. Por lo tanto, hay quien elige el diseño moderno, favoreciendo materiales sólidos pero ligeros, compactos, y al mismo tiempo refinados, prefiere una mesa capaz de llamar la atención pero sin oscurecer lo que la rodea, uniendo al mismo tiempo funcionalidad y belleza expresiva. Por otro lado, quien prefiere líneas curvas y sinuosas, colores cálidos y decoraciones ricas no podrá sino elegir mesas de estilo clásico. Estas confieren majestuosidad a la habitación y son capaces de recrear la atmósfera de los banquetes de las casas nobles. En estos casos el pasado se revisa con nostalgia y esta opción de diseño se carga de una atmósfera romántica para los soñadores. ... Más ... less
Filtrar
1,559 Productos

Filter/Order

Filter by

Materiales

Marcas

Diseñadores

Ordenar por

Guardar en:
Guardar en: