1,800 Lámparas colgantes

La iluminación de la casa es un aspecto muy importante. Tanto en la cocina, como en los dormitorios o el salón, las lámparas colgantes son elementos esenciales para dar un toque de estilo y elegancia a la habitación. Estas lámparas, versátiles y con una infinidad de formas, iluminan los ambientes de manera funcional y crean en las habitaciones una atmósfera encantadora, relajante y acogedora. Antaño utilizadas como candelabros, las lámparas colgantes han ido evolucionando hasta convertirse en algo más que un objeto para iluminar las estancias. Las nuevas lámparas colgantes se crean con el objetivo de sorprender y hacer que se conviertan en un elemento de decoración incluso cuando están apagadas. Además, gracias a la revolución de la luminotecnia en el ámbito del ahorro energético, la mayor parte de estas lámparas está preparada para utilizarse con bombillas de led. Estos productos, constantemente sujetos a experimentaciones de estilo, atraviesan un proceso de elaboración muy articulado, con diseños que siguen tendencias modernas para completar espacios de carácter contemporáneo. Se crean con el objetivo de alcanzar la iluminación óptima del ambiente y se diferencian en base a las actividades que se realizan en los espacios que iluminarán, por ejemplo, puede tratarse de la preparación y consumo de alimentos, el relax o la hospitalidad. De esta manera, se podrá jugar con las dimensiones, los colores y los materiales de las lámparas colgantes para obtener efectos luminosos capaces de crear vibraciones de luz que favorezcan el clima de bienestar y relax, estimulen la concentración o resalten la zona de cocción mientras se preparan los platos.

Lámparas colgantes: materiales y estilos diferentes

Antes de elegir un modelo de lámpara colgante es necesario estudiar con atención el espacio en el que se colocará y elegir el efecto de luz que se quiere crear dentro de la habitación. Una vez definido este aspecto, se podrá evaluar el diseño del modelo más adecuado para representar el estilo de decoración del ambiente. En este caso, los materiales desempeñan un papel fundamental. Por ejemplo, una lámpara colgante de vidrio permite jugar con una mezcla de opacidad y transparencia que crea el efecto luminoso final. Las lámparas de metal, de gran impacto visual, pueden ser de distintos tipos y acabados, desde el dorado elegante hasta el negro industrial y se adaptan muy bien a ambientes tanto modernos como clásicos. Por otro lado, las arañas de luces modernas de diseño, de plástico, representan una de las soluciones luminosas en las que las líneas sofisticadas se alternan con formas más tradicionales, como esferas colgantes. Pero también existen modelos de madera, papel, piedra natural, goma o tela, en base a las necesidades o la decoración de la casa. Y no podemos dejar de mencionar las lámparas colgantes de luz directa, ideales para iluminar escritorios y estaciones de trabajo en las oficinas o la mesa del comedor. Estas lámparas permiten crear puntos de luz definida sobre determinados objetos y porciones de espacio. Mientras que, si queremos obtener un mayor nivel de personalización, podemos optar por las lámparas colgantes regulables que permiten iluminar puntos específicos de la habitación y valorizar los elementos de decoración.

¿Qué modelo de lámpara colgante es mejor para nuestros ambientes?

Existen muchísimos modelos de lámparas colgantes. Se diferencian con respecto a las prestaciones, dimensiones y forma del difusor. A lo largo de los años, los más importantes diseñadores han dedicado parte de su trabajo al diseño de lámparas colgantes, creando así verdaderos iconos contemporáneos. La tendencia de los últimos años nos muestra una progresiva simplificación de la estética, y en muchos casos la bombilla se convierte en fuente y cuerpo de la lámpara. Y para quienes buscan un efecto clásico y elegante, las pantallas de lámpara de tela son las más indicadas; mientras que, si se prefiere el estilo rústico, las arañas de luces de madera o de metal son la mejor elección para decorar el comedor y el salón. Para elegir la lámpara adecuada es importante evaluar también el consumo y el tipo de luz. Si la lámpara colgante se usa mucho y se apaga y se enciende varias veces durante el día, es recomendable utilizar lámparas colgantes de led. Si se quiere obtener un efecto acogedor, se puede optar por las lámparas colgantes de luz directa e indirecta, capaces de proyectar la luz tanto hacia arriba como hacia abajo, gracias a la forma del difusor. De esta manera el ambiente parecerá incluso más grande. Mientras que, si se prefiere una luz más cálida e intensa, más similar a la luz natural, la mejor opción será la lámpara halógena.

Decorar con las lámparas colgantes

Las lámparas colgantes se pueden utilizar en muchas zonas de la casa, no solo en las estancias con techos altos, sino también en habitaciones pequeñas, asegurándose de usar algunos trucos para que parezcan más grandes. La luz que crean las lámparas colgantes es tenue y se propaga por toda la habitación. Muy a menudo las lámparas colgantes están diseñadas para adaptarse a cualquier necesidad y, gracias a su diseño y materiales de gran valor estético, se pueden considerar verdaderos elementos de decoración. Las lámparas colgantes son perfectas tanto si se instalan solas como combinadas con otras fuentes de luz, como lámparas de pie o focos. También pueden colocarse dos lámparas colgantes combinadas, por ejemplo, para iluminar un pasillo o una larga mesa rectangular en un comedor. Para crear un efecto escenográfico se pueden colocar varias lámparas colgantes, de esta manera se creará una configuración de conjunto perfecta, sobre todo, si se trata de lámparas no demasiado grandes. Estas lámparas están disponibles con una amplia gama de tamaños: se va desde las más grandes, como las lámparas de araña, hasta las que tienen el tamaño de un foco. Para elegir la lámpara colgante ideal para nuestro ambiente, es necesario tener en cuenta las proporciones, ya que debe iluminar toda la habitación sin crear puntos de sombra. También se deben tener en cuenta la longitud del cable y la posibilidad de ajustar dicha longitud. Por ejemplo, sobre la encimera de la cocina, es muy útil colocar una lámpara colgante ajustable, ya que permite iluminar las zonas en las que se realizan las actividades de preparación de los alimentos. Mientras que, para el comedor, puede ser una buena idea utilizar una lámpara colgante con regulador de intensidad o dimmer. De esta manera se podrá regular el haz de luz durante la cena y durante la conversación. ... Más ... less
Filtrar
1,800 Productos

Filter/Order

Filter by

Materiales

Diseñadores

Ordenar por

Guardar en:
Guardar en: