8 Baños turcos

El baño turco o hammam es un espacio saturado de vapor - con humedad relativa alrededor del 80-90 % - y temperatura alrededor de 40-50 °C a la altura de la cabeza. Se trata de un espacio donde el calor y el vapor provocan una sudoración abundante y un relajamiento profundo de la mente y el cuerpo. El ambiente elegante y acogedor, acompañado por la suave densidad del vapor de agua, crea la situación ideal para quien no tolera las altas temperaturas de la sauna y quiere disfrutar a solas de un momento de relax. El calor húmedo del baño turco permite que la piel se vuelva elástica y luminosa gracias a la eliminación de todas las toxinas a través de la exposición a tasas de humedad tan altas.
Y la buena noticia es que ya no necesitas ir a un spa o a un centro termal para disfrutar de este tratamiento, pues podrás hacerte con un baño turco directamente en tu casa, gracias a cabinas multifunción equipadas con generadores de vapor integrados en las columnas de ducha.

Baños turcos: tipos, tamaños y materiales

Además de los modelos más comunes de baños turcos prefabricados también se pueden elegir hammam personalizables con características y materiales distintos.
La cabina clásica presenta las funciones básicas típicas de un baño turco: produce vapor caliente y se puede controlar a través de un panel de mandos colocado en el exterior. El baño turco con ducha, como su nombre lo indica, une las funciones de un hammam con las de una cabina de ducha. Estos modelos para balneoterapia son ideales para quienes no cuentan con mucho espacio y, de cualquier manera, prefieren disfrutar de este tratamiento peculiar para el cuerpo. Además, el baño turco con ducha permite pasar de una función a la otra sin tener que abandonar el calor de la cabina para acceder a los mandos. El baño turco con bañera se basa en el mismo principio del baño turco con ducha, solo que en esta ocasión se encuentra junto a una bañera que en la mayoría de los casos es de hidromasaje. Por último, el baño turco multifunción se compone de una cabina más grande con múltiples funciones, como hammam, sauna y ducha hidromasaje. Como es lógico, estos últimos modelos son los más costosos y los que ocupan más espacio. Sus dimensiones pueden ser considerables, tanto en los modelos para dos personas como en las cabinas de una sola plaza. Por tanto, es importante asegurarse de que el baño o el sitio elegido para la instalación sean adecuados para montar un baño turco, ya que se necesitan, como mínimo, una conexión para el agua, una para la corriente y tener a disposición una altura de dos metros. Para compensar todos estos requisitos y poder integrarse mejor en el ambiente, muchos modelos de cabina hammam tienen una configuración de esquina.
Con respecto a los materiales utilizados, dependen del gusto personal del cliente y de las funciones que se quieran integrar en la cabina. Es por esto que, a pesar de ver a menudo modelos con paredes de cristal o de resina  también se pueden integrar elementos de madera para dar un toque más tradicional a este espacio de relax. Sin embargo, para poder utilizar la madera en este tipo de ambientes, esta debe tener características específicas de absorción del calor y resistencia al estrés causado por los cambios bruscos de temperatura.

Baños turcos para todos los gustos

Para maximizar los beneficios del baño de vapor, las empresas del sector han introducido en el mercado cabinas con funciones adicionales, como la cromoterapia, la aromaterapia o la musicoterapia. Los baños turcos con cromoterapia están equipados con lámparas de distintos colores que se pueden combinar entre ellas con el modo RGB según se prefiera. En efecto, según la ciencia del color, cada color tiene una longitud y una frecuencia de onda propias, capaz de influir de forma positiva en el bienestar físico y mental de las personas. Además, a través de los generadores de vapor especiales equipados con recipientes en los que se pueden colocar las distintas fragancias, también es posible obtener un baño turco con aromaterapia, para evocar emociones placenteras, estimulantes y maximizar los efectos de relajación. Los modelos más innovadores también tienen altavoces integrados para escuchar la música durante el tratamiento y relajarse por completo. Los baños turcos de estilo moderno son verdaderos objetos de diseño que enriquecen el baño de una casa o el spa pequeño de un establecimiento turístico. El gusto personal juega un papel fundamental en la elección del tamaño del baño turco. Muchos consideran este espacio como un rincón personal, para disfrutar al máximo los momentos de soledad mientras el cuerpo se purifica con la ayuda del calor y la humedad de la atmósfera. Sin embargo, la tradición grecorromana y seguidamente la medioriental han considerado el hammam como un ambiente dedicado a la socialización. ... Más ... less

Ordenar por

Guardar en: